CidesCides

by beatriz balmaceda

Llegó el momento de los Facilitadores

El ser humano en todas sus dimensiones, las empresas grandes y pequeñas, las organizaciones de cualquier talante, y la sociedad en general está viviendo una necesidad de aprendizaje enorme; los tiempos avanzan de manera dramática y trepidante, no hay espacio en el tiempo para ocuparse de aprender, por ello, los facilitadores, necesitan ser un Oasis en el mundo.

Es verdad que el conocimiento hoy es prácticamente gratis, basta con entrar en internet y tomar la información que desees, cada vez es más precisa y más profunda si se indaga un poco más; también es real que hay miles de maneras de hacernos la vida “más fácil”, y parece que podemos funcionar sin profundizar tanto en los temas, lo cual nos hace seguir patrones que no marcan una diversidad sustancial; y todo lo anterior abre una oportunidad: “Aprender a Aprender” es la competencia que marca la diferencia.

Durante muchos años se usó el “Aprender a Aprender” como una frase de moda, se escuchaba “nice” en la voz de los profesores y facilitadores. Hoy es la verdadera tarea de todo colaborador, líder, gerente, emprendedor, maestra, médico, sacerdote, actriz, inversor de la bolsa de valores o carpintero; y quienes deben servir de desarrolladores de esta competencia son los Facilitadores. Estos están convocados a convertir información de todos los niveles de profundidad y corrientes de pensamiento, en comportamientos que contribuyen a la productividad de la persona y la organización a la que se deben, y por otra parte, que la persona y la empresa descubran cómo es que aprenden más y mejor mientras producen resultados. ¡Qué gran desafío!

¿Cómo hacerlo?

Hoy los facilitadores que impactan y logran que el aprendiz realmente aprenda, usan estrategias como:

  • El aprendizaje acelerado basado en la sugestología
  • Los juegos cooperativos
  • La música
  • Los cuentos y metáforas
  • La tecnología como un aliado, sin crear dependencia de la misma.
  • Reconocer los estilos de aprendizaje de sus aprendices.

Durante tantos años formando facilitadores he aprendido algo: Es preferible un buen diseño instruccional en un facilitador promedio, que un buen facilitador improvisando. Por esto, el diseño instruccional es la clave para crear experiencias de aprendizaje inolvidables.

Es momento que todos nos convirtamos en facilitadores, para contribuir con el aprendizaje de quienes nos rodean; es tiempo de que los líderes aprendan cómo apoyar a su equipo para que aprendan más; pero sobre todo, llegó el minuto de abandonar la creencia de que somos sabios, para aceptar que somos aprendices y que aprender es la herramienta a usar para crear un mejor futuro.

 

Por: Amancio Ojeda Saavedra – Relator CIDES Corpotraining Ltd.
Y en relación a sus cursos:

beatriz
About beatriz

No Comments

Llegó el momento de los Facilitadores